Editorial

Bungie debería de traer el modo Battle Royale a Destiny 2 para salvar el juego