Editorial

EA ante una gran oportunidad de redimir su imagen y revitalizar la franquicia con Need For Speed: Heat