Editorial

Tras el Xbox Inside, Microsoft se disculpa. Pero, ¿es eso lo que queremos oír?. Resumen de todo lo presentado